Eduardo Molina, es un joven de 17 años que actualmente estudia Ciencias Políticas en una Universidad de Nicaragua. Es salvadoreño de nacimiento, oriundo de Sonsonate, a su escasa edad ha desarrollado una fascinación por el deporte ciencia que lo ha movido a iniciar, primeramente, como autodidacta en este mundo de las probabilidades. En la universidad nicaragüense desarrolla un papel primordial y es el pionero en el desarrollo del ajedrez de dicha institución, puesto que ha logrado, ante propios y extraños, crear un club de ajedrez universitario; invitando a los jóvenes que les apasiona este deporte a sumarse a ésta iniciativa y de esa forma participar en las competiciones y campeonatos inter-universitarios de la hermana república.

Esta pasión por el ajedrez nació, como él mismo lo menciona, hace muy poco tiempo: “comencé a jugar ajedrez hace dos años, allá por el 2015, en ese tiempo solo sabía los movimientos básicos, no tenía todo el conocimiento de hoy… claro que ese conocimiento me ha costado horas de entrenamiento, ya sea frente a una computadora, frente a los tableros o analizando juegos en bases de datos”

Con el tiempo Eduardo fue desarrollando su propio modo de entrenamiento, dedicándole al deporte cerca de 3 horas diarias, buscando a través de sitios virtuales las partidas memorables, los grandes ajedrecistas de todos los tiempos y sobre todo memorizó las partidas que podrían servirle en competiciones que posteriormente participaría.

“Al principio casi todos me ganaban y eso me molestaba, pues sabía que podía mejorar mi juego, sabía que podría ganarles a mis adversarios; por eso inicié con mis entrenamientos autodidactas, comencé analizando las partidas de Bobby Fisher que por cierto es uno de mis ajedrecistas favorito”

Con la dedicación y el conocimiento adquirido comenzó a participar en los eventos desarrollados a través de la plataforma Arena de la FIDE, logrando actuaciones y puntuaciones aceptables, pese a ser un principiante en el mundo de los campeonatos virtuales.

“Esta plataforma no tiene nada que envidiarle a los campeonatos o torneos tradicionales, es la misma presión psicológica, solo que se refleja a través de un monitor y no frente a frente como se hace en los torneos tradicionales, es bastante competitiva… de hecho tiene un mayor grado de dificultad puesto que jugas con ajedrecistas de otras partes del mundo”

La plataforma ARENA es una nueva forma de fomentar las destrezas de los ajedrecistas de todas partes del mundo reuniendo el talento de diversas latitudes en un solo sitio, además les permite obtener sus respectivos títulos validados por la FIDE, inclusive se tienen precedentes recientes del desarrollo de estas competiciones. Un ejemplo claro, es el joven costarricense Bryan Solano, él había ganado su maestría FIDE a través de esa plataforma y participó en el campeonato U20 del año anterior, desarrollado en nuestro país, donde ganó su titulación como maestro internacional (MI).

En aquella ocasión Solano, mencionó que él había participado de manera constante en la plataforma Arena a través de diversos campeonatos virtuales, haciendo hincapié que de no haber participado en dicha actividad no hubiese logrado sus respectivas titulaciones.

Con este precedente y con muchas experiencias más de ajedrecistas que mudan su accionar al mundo virtual, la FIDE ha desarrollado ésta herramienta que permita evolucionar el deporte ciencia, haciéndolo más cercano al hogar conectándose desde cualquier punto del planeta, acercando el desarrollo del deporte a un nivel más cómodo.

La plataforma cuenta con un propio motor de búsqueda para enfrentarse a ajedrecistas de todo el globo, haciendo de esta actividad una de las más completas, de hecho ingresar y ser participé de estos eventos es fácil, sólo debes inscribirte en la página la cual ofrece promociones e inscripciones gratuitas, adicional se puede descargar la aplicación para Windows, Mac y dispositivos Móviles, haciendo de esta plataforma una de las más completas y versátiles que permite, no solo la innovación del juego, sino también la interacción social en el mundo ajedrecista. Incluso la plataforma tiene un sistema de detección de trampas y en caso que se detecte al jugador cometiendo jugadas ilícitas serán dados de baja del torneo y no podrá participar en futuras actividades.

En el caso de Eduardo Molina, tiene un título de Gran Maestro Arena (AGM), adicional está desarrollando el campeonato universitario de ajedrez para el siguiente semestre en la universidad donde él estudia, bajo su percepción “La experiencia es la misma ya sea a través de las partidas online o través del juego tradicional” menciona, además que posiblemente participe en el campeonato panamericano U20 de este año y es abanderado de El Salvador en los campeonatos en las modalidades que la plataforma ARENA ofrece, de hecho el recién pasado fin de semana participó en uno de estos certámenes ganando dos partidas y empatando la tercera.

17239630_1255810027849437_3596587762411366094_o

Eduardo Molina, con su título de Gran Maestro Arena (AGM), otorgado por la FIDE