Carlos Funes, Roberto Vaquero, Calos Alvarado y Jonathan Rivas como todos los martes, emprenden su caminar hacia el INDES, es un camino que, con el correr de los años, han memorizado. En el salón de clases de ajedrez los espera el profesor Gustavo Zelaya para impartir las clases y entrenamientos.

Estos ajedrecistas se preparan arduamente, pues este año tienen dos competiciones internacionales, la primera dentro de dos semanas en Costa Rica (el centroamericano individual) y la siguiente en Panamá (continental por equipos de ajedrez), los 4 atletas son parte de la Asociación Salvadoreña de Deporte de Personas Ciegas (ASADEPCI) y hacen su mejor esfuerzo para brindar al país otro reconocimiento internacional, como lo han venido haciendo desde hace algunos años.

Las clases y entrenamientos nacen allá por el 2002, según explica el profesor Gustavo Zelaya, iniciativa que surge desde la casa de cultura para ciegos, ubicada en el barrio San Miguelito. El pionero de esta actividad es el Sr. Julio César Canizales que al ver la necesidad de ésta comunidad por aprender el deporte ciencia hace las gestiones para buscar apoyo, es así que el profesor Zelaya inicia con las clases en la casa de la cultura de las personas ciegas y de baja visión.

Esta iniciativa tuvo un buen desarrollo, iniciando con 12 ajedrecistas que participaban en las actividades con regularidad y algunas competiciones oficiales, estas competiciones se prolongarían desde el año 2005 hasta 2010. Luego de ello, algunos ajedrecistas dejaron de participar, por salud o porque no podían asistir a las competiciones.

En 2011 varias asociaciones de personas con discapacidad hicieron las gestiones necesarias para buscar apoyo en el INDES y es así como nace Comité Paralímpico de El Salvador (COPESA). Dicho comité vela por la asignación de presupuesto a las asociaciones de personas con discapacidad, entre ellas ASADEPCI.

En el 2011 varios ajedrecistas con discapacidad visual se incorporaron a los torneos convencionales desarrollados por la Federación de Ajedrez, ganando Rating nacional incorporándose a las actividades deportivas propiamente dichas. Tras esas participaciones se iniciaron los campeonatos nacionales para personas ciegas, donde participaron 14 ajedrecistas en la sede de la FSA, entre los campeones nacionales, se encuentran el Sr. Vaquero, Jonathan Rivas entre otros.

Para el año 2012 se retoman, de manera no oficial, los entrenos de los ajedrecistas que tienen el ímpetu de seguir aprendiendo el deporte. Con las metas claras y la convicción de cultivar el ajedrez y sobre todo de cosechar medallas y galardones se suman a las clases del profesor Gustavo Zelaya.

“Al inicio fue sólo una idea, pues como sabrá nos cuesta desplazarnos… pero hacemos el esfuerzo por crecer en este deporte y lo hemos logrado, hemos traído medallas centroamericanas en las competiciones que hemos participado” comento Jonathan Rivas Capitán del equipo.

Los esfuerzos rindieron frutos y para ese mismo año (2012) los ajedrecistas de baja visión lograron sus primeras medallas en el VII Torneo Centroamericano de ajedrecistas ciegos y baja visión, realizado en Panamá.
El campeón absoluto fue Roberto Vaquero, al quedar en el primer lugar con un total de 5.0 puntos de seis en disputa. “En ese torneo estaba participando el campeón latinoamericano de ajedrez, Felipe Cruz Zelaya y tengo el orgullo de decir que yo le gané” menciona emocionado el Sr. Vaquero. Ese fue uno de los primeros logros de estos ajedrecistas para la patria.
Le seguirían más participaciones internacionales, en los juegos centroamericanos desarrollados en Guatemala el año siguiente (2013), hicieron un papel aceptable, el salvadoreño Carlos Alvarado finalizó tercero ganando la medalla de bronce.

“Dentro del grupo todos hemos ganado alguna medalla o algún trofeo y es bonito sentir eso… participar en unidad, en equipo, eso hace el amor al deporte la unidad y la entrega, pero hace falta más esfuerzos y reconocimientos, nosotros siempre nos esforzamos para traer medallas pero no se nos reconocen esa labor” comento Jonathan Rivas.

En 2014 siempre en el campeonato centroamericano individual, desarrollado en El Salvador, el cuscatleco Carlos Funes se agenció el sexto puesto. Ese mismo año en Costa Rica, los ajedrecistas salvadoreños participaron en el campeonato centroamericano por equipos, donde se agenciaron el segundo lugar, además Jonathan Rivas y Carlos Funes ganaron medallas de oro.

Este equipo en específico se caracteriza, según lo confirma el profesor Zelaya, en la unidad, en el espíritu de equipo, en buscar lo mejor para el país, cosa que es muy difícil en el deporte, sobre todo porque se busca sobresalir del resto, sin embargo este grupo de atletas es unido y eso se demuestra en las competiciones en las que han participado.

Dos años más tarde, en el 2016, Nicaragua fue la sede del Centroamericano para personas ciegas y débiles visuales, ahí los atletas salvadoreños tuvieron un buen desempeño, Carlos Alvarado obtuvo plata al agenciarse el segundo lugar.

“Tenemos mucha disciplina como equipo y por ello estamos luchando para que puedan incrementar el presupuesto para nuestra asociación para que más compañeros puedan asistir a estas clases de ajedrez… a parte éstas competiciones internacionales que se vienen son bastante buenas para desarrollar nuestras habilidades, sobre todo en Panamá, el continental por equipos, no queremos perder la oportunidad de participar” relata Carlos Funes.

Con estos resultados sobre la mesa el conjunto de ajedrecistas de baja visión, tienen claras sus metas. Primeros participar en Costa Rica y luego Panamá. Actualmente la asociación de ciegos y baja visión busca el financiamiento para realizar los viajes a los hermanos países del istmo centroamericano; pues cuentan con los gastos de alojamiento y alimentación, solo faltan los boletos para asistir a éstos dos eventos.