La sanitización ayuda a reducir el número de microorganismos con líquidos de propiedades antimicrobianas, como la solución fogging en frío, un tratamiento con un nivel de presión alto para expulsar el líquido nebulizado y eliminar las partículas o microorganismos.

Tome en cuenta, que existen recomendaciones generales que son importantes para toda la población que incluyen: Llevar a cabo higiene de las manos con frecuencia, usando agua y jabón o un desinfectante para manos a base de alcohol con concentración entre 60% y 80% .

Procurar realizar lavado de manos siempre que las manos se vean sucias, antes de comer y después de utilizar el sanitario. Seguir recomendaciones de prevención generales . Limpiar y desinfectar con alcohol, toallitas desinfectantes o solución clorada cotidianamente superficies de contacto frecuente al menos una vez por día

Resulta relevante señalar que en personas asintomáticas no se requiere una mascarilla médica, ya que no hay evidencia disponible sobre su utilidad para proteger a las personas no enfermas.

En caso de presentar sintomatología respiratoria se debe permanecer en el domicilio hasta la resolución de los síntomas. Si no es posible o requiere atención médica utilizar etiqueta respiratoria y de estornudo. Utilizar cubrebocas o mascarilla quirúrgica siempre al salir y dentro del domicilio siempre que sea posible.